Detenidos tres miembros de una banda que roba a turistas extranjeros en la A-7

 In Uso Botón Emergencia

Los ladrones actúan en grupos y rompen las ventanillas, algunas veces con las víctimas dentro del coche, para apoderarse del equipaje

La Guardia Civil de Aldaia detuvo en la madrugada del viernes a tres miembros de una banda de delincuentes que roba a conductores extranjeros en las carreteras españolas, especialmente en las áreas de servicio de la A-7, cuando paran para descansar. Los delincuentes fueron apresados sobre las dos de la madrugada del viernes en el área de descanso de la A-7 en el término de Picassent, donde agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Aldaia habían montado un operativo para prevenir este tipo de delitos.

Los guardias civiles sorprendieron a los individuos cuando se disponían a cometer un robo en el área de descanso para los conductores que circulan en sentido hacia Alicante.

Los ladrones arrestados son rumanos y tienen numerosos antecedentes por este mismo tipo de delitos. Uno de ellos era buscado por la Guardia Civil de Novelda como presunto autor de varios robos. Los delincuentes circulaban con un Audi A4 de color negro, que fue intervenido por los agentes. La banda a la que pertenecen estos ladrones suele fracturar las ventanillas de los vehículos, algunos de ellos mientras las víctimas dormían dentro, para robar con rapidez el equipaje de mano y escapar con un coche de gran cilindrada a toda velocidad. En otras ocasiones aprovechan cualquier descuido.

El vehículo que utilizan para huir lo alquilan con documentación falsa y luego no lo devuelven. Los delincuentes suelen vivir en localidades cercanas a la A-7 y tratan de pasar desapercibidos. Unos entran en la vivienda a altas horas de la madrugada y otros salen para relevarse en sus labores delictivas.

También se intercambian para dificultar su detención o se desplazan a otras provincias cuando la Guardia Civil los identifica en un control. Los cabecillas viajan a Rumanía cada cierto tiempo y regresan pocas semanas después para robar en otras zonas de la A-7. Los investigadores les atribuyen robos en Valencia, Alicante, Castellón y otras provincias españolas.

La Guardia Civil ya desarticuló el año pasado una banda que robaba en coches con matrícula extranjera en las áreas de servicio de la A-7. La operación Travel se saldó con la detención de ocho personas de nacionalidad rumana por su presunta implicación en un centenar de robos cometidos en la Comunitat Valenciana, Cataluña y Murcia. Los ladrones se hacían llamar la brigada de Chitila y residían en tres viviendas de Castellón, donde fueron detenidos en abril de 2017, aunque la Guardia Civil sospecha que este grupo delictivo se ha reorganizado para delinquir con el mismo método. Elegían zonas de aparcamiento de fácil acceso para robar a extranjeros de avanzada edad. Algunas víctimas fueron arrastradas varios metros al agarrar con fuerza su bolso cuando los ladrones escapaban con un coche de alta gama. Según las 108 denuncias presentadas por las víctimas entre 2015 y 2017, la banda de delincuentes logró un botín de 180.000 euros entre las joyas, los aparatos tecnológicos y el efectivo que robaron y enviaron a Rumanía. Todos los individuos arrestados en aquella operación proceden de Chitila, una población cercana a Bucarest. La Guardia Civil intervino a la banda 11 vehículos, 6.635 euros, 2.550 libras, 1.140 dirhams, 25 relojes, 15 maletas, 17 bolsos y 20 teléfonos móviles y piezas de joyería.

Reportaje cortesía de Javier Martinez. 21 de mayo 2018

Las Provincias .es

Observación de Galileo:

Esta claro que el dispositivo con botón de emergencia podría haber contribuido a reducir el efecto de estas bandas de delincuentes.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search